Nuestra pasión y compromiso por conseguir una vida sostenible nos han llevado a La Isla Verde. Un proyecto de vida en el que hemos podido plasmar nuestros conocimientos y experiencias, así como los de otras personas con las mismas inquietudes. Y todo ello aprovechando los beneficios de una época con tecnología avanzada que nos permite ser eficientes y respetuosos con nuestro planeta.

Somos una familia internacional que ha comprendido que el cambio radica en uno mismo y en la necesidad de rediseñar nuestras vidas.

En 2006 empezamos nuestra tarea de recuperación y restauración de la masía de Can Antiparro, edificada en 1776. Y desde entonces hemos trabajado por restaurar la finca siendo fieles a los materiales de construcción tradicionales combiandos con los avances que nos permite la teconología. Todo ello nos ha permitido materializar una construcción ecológica y autosostenible, intentando minimizar el impacto de su huella medioambiental.

Nuestro proyecto de vida es aprender y experimentar continuamente de la permacultura y disfrutar de la naturaleza.

Muchas gracias a todos los que nos habéis acompañado y los que seguís acompañándonos en las diferentes etapas de esta aventura.
¡Es un placer compartir nuestra experiencia!